LEGISLACIóN UNIVERSAL SOBRE BIOéTICA: UNESCO

Autor: Yuri Iturriberri Fuente: Mujer Nueva

bioetica  La UNESCO, en la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos, ha visto oportuno “no tratar” temas como la eutanasia, la clonación o la dignidad del embrión humano, aduciendo el argumento de que era preferible que el texto gozara del respaldo de sus 191 países integrantes. Así lo dijo el director general de la UNESCO, el japonés Koichiro Matsuura.

La declaración hecha, es un llamamiento a los Estados miembros para que actúen de modo que cualquier actuación o política en favor de la medicina o la investigación respete la dignidad y los derechos fundamentales del ser humano, y parte de la premisa de que la rápida evolución de la ciencia y la tecnología afecta cada vez más a la vida y a la ética, y que ello requiere una toma de posición. Por lo cual, pide a la comunidad científica que incorpore una reflexión ética a su actividad y que presten especial atención a la situación de la mujer.

Es desconcertante el hecho de que esta declaración, deje abiertos temas tan controvertidos. Si se considera que la UNESCO desempeña un papel primordial en la sistematización de principios universales basados en valores éticos. Estas omisiones y lagunas podrían llevar a los países a crear e interpretar normas de manera errónea, poniendo en juego la dignidad de la persona humana y el futuro del hombre. Así mismo, podría darse una interpretación imprecisa y confusa de los principios democráticos de la dignidad y respeto entre los hombres, guiándose según conveniencias, intereses o presiones sociales, económicas, científicas, culturales.

¡Qué difícil será ponerse de acuerdo y unificar principios para todos, si el comité encargado no pudo hacerlo!

Tenemos el caso del francés Vincent Humbert, tetrapléjico de 22 años, cuya muerte fue provocada en septiembre 2003, y el de la norteamericana Terri Schiavo, una mujer de 39 años que llevaba supuestamente en estado vegetativo más de 13 años, y a la que se le retiró el 15 de octubre de 2003 el tubo alimentario por decisión judicial. ¿No es este un caso muy concreto en donde se ha puesto en juego la dignidad del ser humano quedando la decisión en manos del gobierno? ¿En dónde entra pues la obligación de mantener los tratamientos básicos a los enfermos en coma?

Estos problemas tienen que enfrentarse y tratarse con claridad, valentía y precisión para poder ser “luz” y “guía” en la actuación integral de los países, sin dar pie a malas interpretaciones en cuestiones éticas.
http://www.mujernueva.org/articulos/articulo.phtml?id=5267&td=0&tse=ANA
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org