LAS MUJERES REPARTEN SU TIEMPO ENTRE TRABAJO Y FAMILIA SIN DESCUIDAR SU FEMINEIDAD.

Autor: ---- Fuente: Infoabe, Argentina

mombabywork  
Las mujeres de estos tiempos reparten sus horas entre trabajo, familia e hijos, pero ya no descuidan su femineidad, su cuerpo, sus placeres. Aseguran que su rol está en movimiento

El previsible agobio de la mujer superpoderosa de los ´90 ya se hace sentir entre las representantes del mal llamado sexo débil que, ahora, no quieren resignar sus espacios.

Millones de mujeres argentinas viven a diario la crisis ocasionada por su exclusiva dedicación a la familia, el trabajo y la pareja.

Todo surgió cuando la situación del país las “obligó” a salir de la casa y enfrentarse al mundo laboral para hacer frente a la crisis y colaborar con la economía del hogar. Pero tanto las empresas como los mercados evalúan ya nuevas estrategias, ante el evidente cansancio de esta mujer “superpoderosa” que decidió dedicarse más a sí misma.

Hoy, aseguran, el rol de la mujer está en movimiento en todo Occidente. Desde la consultora BMC advirtieron que “hay un nuevo modelo de mujer en gestación” y realizaron un estudio tendiente a investigar hacia dónde va la mujer argentina, según publicó el diario Clarín.

“Mujer Libra” llegó a la conclusión de que “la mujer superpoderosa de los ´90, la que conjugaba familia-trabajo-pareja a costa de sí misma está en crisis. Asoma una mujer que no quiere resignar sus conquistas laborales pero no se banca perder todo lo demás: sus espacios personales, su femineidad, sus pequeños placeres", aseguró el licenciado Daniel Castejón, al frente del estudio.

Castejón expresó que "la mujer está buscando un equilibrio. Observamos que necesita recuperar su centro, volver a contactarse con sus aspectos femeninos”.

Al parecer, el estudio reveló que “la crisis la sensibilizó mucho y empezó a preguntarse por el sentido de algunas cosas”. Y si bien no quiere ser Susanita, tampoco pretende perderse la crianza de sus hijos, la intimidad de la pareja, los gustos personales. Por lo que “a su malabarismo incorpora un nuevo elemento: su bienestar", explicó el licenciado.

La investigación recogió datos de cenas de amigas, entrevistas, diarios de vida, focus group, publicidades y material periodístico, de donde concluyó que "de la Susanita de los años 60 queda muy poco. Y tampoco hay muchos referentes de la mujer combativa de los 70 y 80. Hoy muchas mujeres sienten que algunas reivindicaciones feministas se le vinieron en contra", comentó Castejón.

Así, la mujer superpoderosa de los 90 (más “masculina”, si se quiere, que se vio obligada a avanzar sobre roles históricamente pensados para los hombres) postergó su mundo interno.

“Se preocupó (esa mujer) por ser la chica 10 y cumplir los viejos mandatos de madre y esposa e intentó calzarse los nuevos roles con impiadosa exigencia”.

Tras la crisis surgió la malabarista, que acentuó su perfil multifunción y llegó a un extremo tal que estalló “su” crisis.

"Agobiada y desenfocada, siente que perdió su feminidad y postergó cosas importantes, como la crianza de los hijos, la vida familiar, los encuentros con amigos. ¿Qué sentido tiene?, se preguntó", según el profesional.

El informe destacó que, desde 2003, se empezó a ver en la mujer un replanteo de intereses y necesidades. "La mujer se pregunta sobre su condición y empieza a desplazarse en la incertidumbre, sin modelos ni metas claras. Siente que necesita espacios propios y busca reencontrarse con lo esencialmente femenino: la ternura, la dulzura, la capacidad de contención, la receptividad. No le deja de importar su profesión ni quiere excluirse del ámbito laboral, pero necesita recuperar roles que disfrutaba", dijo Castejón.

La mujer que se viene es más tolerante consigo misma, menos exigente. "Empieza a valorar pequeñas prácticas cotidianas y busca actividades que satisfagan su necesidad de armonía y conexión íntima", agregó.

Lo que hoy irrumpe como tendencia –según la consultora- es “la búsqueda de un equilibrio, el anhelo de una vida más simple y la reconsideración de la propia sobreexigencia", aseguró Mariela Mociulsky, al frente del Área de Tendencias.

 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org