DíA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Autor: Equipo de Investigación Yo influyo Fuente: Yo Influyo

189-1B  Conmemoramos el Día Internacional de la Mujer porque queremos resaltar la importancia de la dignidad y participación de la mujer en el mundo contemporáneo. Las fortalezas y debilidades de su presencia en la familia y en la sociedad. El equipo de investigación de yoinfluyo.com entrevistó a seis mujeres de distintas edades y roles distintos en México. Aquí sus respuestas ante la pregunta:

¿Cuál es el papel y los retos de la mujer en el mundo actual?


PAZ FERNÁNDEZ CUETO
(Madre de familia, Presidenta de ENLACE y Columnista del Reforma y de Yo Influyo)
“La mujer, eje de la vida familiar como madre y educadora de sus hijos, juega un papel central en la vida social, económica y política de la sociedad contemporánea. No existe prácticamente espacio en donde la mujer no esté presente, haciendo sentir su influencia, específicamente femenina, no únicamente en el espacio íntimo de su vida privada sino también, en las decisiones que comprometen la vida pública. La mujer del siglo XXI enfrenta un reto cotidiano, compaginar familia y trabajo estableciendo una escala de valores que le permita encontrar el equilibrio. Afortunadamente, cada vez más mujeres logran hacerlo con éxito”.

GUADALUPE ARELLANO
(Presidenta de la Asociación Nacional Cívica Femenina ANCIFEM)
El principal papel de la mujer es humanizar las estructuras en donde se desenvuelve.

Muchas veces en el lugar en que la mujer se desarrolla (estructura) se instrumentaliza a la persona y se le degrada hasta el nivel material, dejando de lado sus atribuciones racionales y espirituales. Las personas tenemos necesidad de ser tratadas y valoradas como tales.

En todos los ámbitos en los que la mujer tiene un papel debe de poner al centro de sus decisiones esta visión del ser humano como persona y luchar por su desarrollo. La mujer tiene una capacidad muy natural para percibir estas necesidades y en el momento en que actúa para cubrirlas, con ello está realizando humanizando los espacios en que se desenvuelve.

CECILIA ROMERO
(Senadora de la República Mexicana)
"Ser auténticamente mujer. Plena, libre. Asumir en toda su extensión esta verdad, descubrir cada día nuevas capacidades, nuevos horizontes. Saberse poseedora de características peculiares, especiales, específicas, que la configuran como un ser diferente del otro, pero idéntico en dignidad y complementario con el otro para caminar juntos y perfeccionarse juntos.

Impregnar la vida privada y la vida pública de su ser femenino. Tomar conciencia de sus derechos y obligaciones y ejercerlos en todos los espacios. Luchar porque la mujer esté presente en todos los ámbitos y su presencia sea respetada y tomada en cuenta, sobre todo en aquellos espacios desde los que se puede influir para que la discriminación contra la mujer sea erradicada y las posibilidades de superación sean equitativas"

DORA SIERRA
(Doctora en derecho y catedrática de la Facultad de Derecho de la UNAM)
"La mujer tiene una aportación propia de su feminidad para la cultura y todos los ámbitos de la vida. Los movimientos feministas han ayudado a visibilizar dicha aportación, pero falta mucho por avanzar para que el trabajo que realiza la mujer, sea social, política y económicamente valorado.

Para ello, hay que cambiar paradigmas que deben reflejarse en una ley laboral diferente, que incorpore necesidades específicas de las mujeres, y que esas necesidades (propias de su naturaleza) no sean causa de discriminación.

Algo que solo la mujer puede dar es la maternidad, que por diversos factores está desprestigiada y se presenta como un estigma social, lo cual no ha logrado ser solucionado por los movimientos feministas. Hay que revalorar ese papel insustituible y específicamente femenino"

DANIELA MENDOZA DELGADO
(joven estudiante de 6º semestre de comunicación, 20 años)
“Dotar de sensibilidad a la humanidad para recuperar los valores perdidos en la sociedad. El primer objetivo de las mujeres es vencer la cultura machista, principalmente en Latinoamérica, que ha sido un obstáculo para el desarrollo equitativo entre géneros. También es importante que las mujeres con mayor influencia en la vida social trabajen unidas para ofrecer más oportunidades a aquellas cuya situación aún las mantiene al margen de una participación activa en la sociedad”.

ANA TERESA LOPEZ DE LLERGO
(Doctora en Filosofía y Directora de Difusión Cultural en la Universidad Panamericana)
"El papel de la mujer en el mundo contemporáneo, es dar el toque femenino a lo que emprende. Hace falta reflexionar en lo que le ha supuesto tener un reconocimiento en la vida extra familiar. Ya tiene ese lugar pues ha demostrado su capacidad. Sin embargo, tanto esfuerzo, tal vez, la haya alejado de la familia como figura central insustituible.

Ese papel fundamental lo tiene que recuperar, dejando de lado un esquema simplista: antes, el hogar, señal de rezago; ahora: el mundo laboral civil, señal de progreso.

Ciertamente las actividades se han complicado para la mujer, pero, también es cierto que el hombre está tomando su papel en el hogar. Hacia falta.

El reto es, con una comunicación abierta con el varón, ocuparse de la familia, en primer lugar y sobre todo, cuando los hijos son pequeños, y en segundo lugar, con mucha categoría, realizar su compromiso laboral.

En cualquier rol o trabajo, al que se comprometa la mujer, ha de manifestar con espontaneidad, su intuición, su capacidad de servir, la calidez y acogida a los problemas humanos, además de la preparación profesional".

PILAR CALVA
(Doctora en Bioética)
“La mujer de hoy debe servir a la verdad a través de su entrega a los demás. Como persona debe formarse intelectual y espiritualmente, es decir no sólo conocimientos, sino ponerlos al servicio de los demás. Saber distinguir donde está el bien y la verdad, y ayudar a otros a descubrirlo como mujer, madre, esposa, formadora, profesionista. La mujer también tiene una vocación al amor, hacer su trabajo como servicio a los demás”.

Algunos datos de la situación de la mujer en México

Las mujeres representan el 51% de la población en México.

De acuerdo con resultados preliminares del II Conteo de Población y Vivienda 2005 del INEGI, la población que residía en el territorio mexicano, al 17 de octubre pasado, era de 103.1 millones de personas; de ellas, 53.0 millones son mujeres y 50.1 millones hombres, esto significa que en México hay 2.9 millones de mujeres más que hombres. En la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) realizada por el INEGI, el UNIFEM (Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer) y el Instituto Nacional de las Mujeres, sigue presentando un panorama obscuro para muchas mujeres.
El mayor problema que enfrenta la mujer mexicana es el de la violencia, 9 millones de mujeres la han sufrido.

Lo anterior queda al descubierto cuando los datos muestran que el mayor problema que enfrenta la mujer mexicana es la violencia pues poco más de 9 millones de mujeres de 15 años y más con pareja residente en el hogar sufren de violencia por parte de su compañero o esposo, lo que significa que aproximadamente una de cada dos mujeres que conviven con su cónyuge ha sido objeto de maltrato por parte de él.

La ENDIREH desglosa que de las mujeres que viven con su pareja en el mismo hogar, el 38.4% vivieron al menos una experiencia de violencia emocional, 29.3% de violencia económica, 9.3% de violencia física y 7.8% de violencia sexual. Considerando solamente a las mujeres que declararon haber sufrido algún incidente de violencia, se tiene que 29.5% declara padecer solamente violencia emocional.

Alrededor de una cuarta parte (26.3%) experimenta simultáneamente violencia emocional y económica. El 14.4% vive sólo violencia económica. El 8.8% padece una combinación de emocional, económica y física. El 6.3% declaró violencia emocional, económica y sexual, mientras que un 5.7% de las mujeres vive los cuatro tipos de violencia. Las mujeres más jóvenes, las que tienen al menos un hijo, las que tienen un nivel de escolaridad básico y las que viven en unión libre sufren en mayor medida actos de violencia por parte de su pareja.

Como consecuencia de la violencia, el 45.5% de las mujeres que la han vivido, han padecido tristeza, aflicción o depresión; 31.6% han tenido problemas nerviosos; 26.1% han sufrido angustia; 19.7% han mostrado falta de apetito; 18.6% han padecido insomnio y 14.2% han dejado de salir como resultado de los problemas con su esposo.

La mujer y su papel en México y en el mundo siguen avanzando

Hay áreas en las que la mujer ha ido obteniendo avances considerables, éstos son el trabajo, la educación y la participación política:

1. El 49.6% de las mexicanas desempeñan alguna actividad laboral remunerable. La ENDIREH reporta una preeminencia de 49.6% en las mujeres económicamente activas, esto quiere decir que realizan algún tipo de trabajo externo al hogar, en compatibilidad con éste. El 47.6% de las mujeres se dedican al trabajo en el hogar, y el 39.7% realizan otras actividades no económicas, como estudiar. Mientras tanto, según el INEGI en el año 2000 solo el 36.4% de las mujeres era económicamente activa.

2. Hoy el 27% de las mujeres mayores de 15 tienen estudios superiores a la secundaria. En 1970 el 4.9% de las mujeres tenía estudios superiores a secundaria, en 1995 el 20.5% y en 1997 el 20.2%.

3.Hoy en el Senado hay 15.6% de mujeres y 23.2% de diputadas. Los logros de las mujeres en espacios de participación política van creciendo. Hay que recordar que en 1952 solo el 0.6% de la Cámara de Diputados eran mujeres, en 1970 el 6.6%, En 1982 el 10.5%. En 1991 el 8.8% y en el año 2000 el 16%. Lo cual señala un crecimiento real de la participación en la política de las mujeres.

Lo importante es que la mujer se de cuenta del gran valor que tiene su aportación a la sociedad entendiendo su vocación. Esta mayor conquista de espacios los puede lograr sin necesidad de cuotas de género, sin “concesiones y regalos” para que pueda ocupar un puesto en la vida política, económica y social. La mujer debe continuar preparándose y exigiéndose al máximo para poder cumplir con su vocación y su esencia de ser mujer.

El hombre debe entender también la invaluable aportación que da la mujer a su entorno y en cualquier ámbito, para que comprendiendo esa participación cree junto con la mujer, y de forma complementaria, una nueva cultura de convivencia basada en la vocación de cada uno para enfrentar los nuevos retos de manera solidaria y en equipo.

El reto es que la mujer en mancuerna con el hombre, luche para tener los espacios necesarios para cumplir con su doble labor de madre y profesionista, a través de creación de esquemas de participación y trabajo que le permitan estar cerca de sus hijos, cuidarlos, educarlos y verlos crecer a la vez que aporta y se desarrolla en el trabajo profesional.

El reto también se encuentra en la creatividad y en una lucha con imaginación y no de confrontación. Como mujeres hay que exigir esquemas que hoy la tecnología nos permite implementar y como hombres promoverlos y apoyarlos: el trabajo desde casa, vía Internet o con guarderías dentro de las empresas.
El reto es que la mujer humanice su entorno con ese genio femenino que la caracteriza.


1 www.mscperu.org

http://www.yoinfluyo.com.mx/artman/publish/article_5588.php
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org