UN ESPECIALISTA DE LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA ADVIERTE DE LA EXTENSIóN DEL FENóMENO ‘LIGHT’ A LA AFECTIVIDAD HUMANA
Según José Benigno Freire, este planteamiento también afecta a las vacaciones: “Se busca la diversión sin pensar en las consecuencias posteriores”
Autor: ---- Fuente: Universidad de Navarra

“Café sin cafeína, chocolate que no engorda o cerveza sin alcohol son algunas de las manifestaciones del fenómeno ‘light'. Sin embargo, no sólo responden a un comportamiento snob; detrás se encuentra un entramado psicológico de gran calado que se deriva de la sociocultura actual”. Así se expresó hoy José Benigno Freire, profesor de la Universidad de Navarra. El especialista imparte estos días el curso “Psicología de la afectividad”, organizado por el Instituto de Ciencias para la Familia.

Según explicó, este planteamiento se da a lo largo de todo el año, también durante las vacaciones de verano: “Se quiere un acto, pero no sus consecuencias lógicas. Se busca la mayor diversión posible y no se tienen en cuenta las implicaciones. Resulta normal acabar fatigado tras once meses de trabajo intenso y que el cuerpo necesite unos días para sacudirse de encima el agotamiento. Y todavía es más normal que después de semanas de holganza cueste retomar el estricto ritmo de la vida ordinaria”.





Distinción entre lógica y emoción

José Benigno Freire denunció que algunos no distinguen entre el producto y su sucedáneo, pues “saben igual y gustan lo mismo”. En su opinión, trasladar esta filosofía ‘light’ a las personas significa que “muchedumbres enteras son incapaces de distinguir entre lo lógico y lo emocional. Se valora el comportamiento exclusivamente en clave de imágenes y de sensaciones, de sentimientos”.

“Si nos dejamos arrastrar por los deseos momentáneos -añadió-, el comportamiento del hombre se vuelve contradictorio, y lo peor es que se percibe como habitual y razonable. Pero es imposible actuar como nos viene en gana sin grave riesgo de pérdida de la propia identidad”.

Por otro lado, el profesor de la Universidad de Navarra advirtió de un fenómeno relacionado, el Síndrome de Sissí, que consiste en que “personas depresivas encubren su abatimiento vital con un comportamiento activo y positivo frente a la vida”. En sus palabras, “la sociedad del bienestar lleva mal el soportar situaciones desagradables. Un truco ingenioso para ahorrarnos las pequeñas molestias del vivir consiste en buscar un fármaco que nos alivie los síntomas o psicologizarlas, trasladando a otro nuestra responsabilidad personal”.


http://www.unav.es/noticias/040806-01.html
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org