ESTUDIO PERFILA A LA NUEVA ADOLESCENCIA

Autor: ---- Fuente: El Mercurio, Chile

"Los adolescentes de los primeros años de este siglo son muy diferentes a los de la primera parte de los 90", afirma el sociólogo José Olavarría. Hasta hace pocos años, un adolescente llegaba a su casa y había alguien esperándolo. Hoy, llega a calentarse la comida, se mete a internet, chatea un rato y luego ve televisión por cable. Hoy, como nunca, el mundo está al alcance de su mano y hoy, más que nunca, se siente poco comunicado con su familia.

Desde el centro de estudios Flacso, Olavarría ha impulsado recientes investigaciones que dan cuenta de las transformaciones del mundo adolescente, consecuencia directa de los cambios operados en nuestra sociedad en los últimos 10 o 15 años.

Estos estudios y otros de distintos países de América Latina sobre la realidad adolescente se recogen en el libro "Varones adolescentes", que se lanza hoy en el IV Encuentro de Estudios de Masculinidades (organizado por Flacso, en el Centro Cultural de España).

Derecho al propio cuerpo

Según explica Olavarría, dentro de la red de investigaciones sobre masculinidad de la región, surge la necesidad de ver qué está pasando con los adolescentes, edad clave donde se aprenden las formas de ejercer la masculinidad. "Entonces nos dimos cuenta de los enormes cambios que han ocurrido y de la ausencia de políticas públicas que recojan estas transformaciones".

A diferencia de décadas anteriores, hoy los adolescentes se han apropiado de su propio cuerpo y de su intimidad, dice el sociólogo. "Sienten el derecho a decidir sobre él y esto se refleja no sólo en que se pinten el pelo o se hagan tatuajes. También en el inicio más temprano de la sexualidad". Esto último, agrega, es aplicable a todos los estratos sociales.

Hoy como nunca, los adolescentes están estudiando y no trabajando. En ese aspecto, se ha retrasado su entrada a la adultez. Pero a la vez son tratados como adultos en términos de potenciales consumidores.

Cambios sociales como la entrada de la mujer al trabajo - con su consecuente ausencia del hogar- han llevado, explica el sociólogo, a niveles de libertad inéditos para los jóvenes. "Hoy, como nunca, deciden qué hacer con su tiempo libre". Y tienen a su alcance contenidos que antes no estaban. Según un estudio de Olavarría entre liceanos de 12 a 17 años de La Florida y de una localidad de Ñuble, casi la totalidad de ellos había consumido pornografía.

En relación a los colegios, las familias están siendo más permisivas y flexibles para aceptar estos cambios en los hijos adolescentes, dice el sociólogo. "Pero no están siendo capaces de entenderlos y contenerlos emocionalmente. Muchos padres quieren acompañar a sus hijos en esto, pero no saben cómo hacerlo. De ahí la importancia que están teniendo los grupos de pares (amigos y compañeros) como apoyo afectivo".

Colegios que no se adaptan

Frente a este escenario de adolescentes que se sienten con la libertad de elegir muchas cosas, la estructura escolar se ve muy rígida, afirma el sociólogo José Olavarría, a la luz de la investigación que realizó en liceos de La Florida y de una localidad del sur del país.

"La estructura jerárquica y autoritaria de estos colegios no está en consonancia con lo que están viviendo estos nuevos adolescentes. Entonces, como en una olla a presión, no es raro que surjan conflictos y que aumenten los embarazos adolescentes. En un liceo de 400 alumnos, nos encontramos con cerca de 40 chicas embarazadas y 25 que ya tenían hijos".
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org