APRUEBAN DIPUTADOS LEY DE SOCIEDAD EN CONVIVENCIA

Autor: María Esther Serrano Fuente: El Heraldo de México

Con el abandono del PAN y la ausencia del PVEM en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) las fracciones del PRI y PRD aprobaron en lo general el dictamen de la Ley de Sociedad en Convivencia, para tutelar los derechos patrimoniales y bienes de quienes no viven bajo la figura jurídica del matrimonio o concubinato, sin que esto implique validar las uniones de parejas del mismo sexo.

El dictamen contempla el aseguramiento de los derechos personales y patrimoniales, como es el acceso a la asistencia médica e implica la legalización de ciertas figuras de amasiato, señaló en entrevista el legislador de Acción Nacional, Obdulio Ávila.

Las Comisiones Unidas de Derechos Humanos y Estudios Legislativos y Prácticas Parlamentarias de la ALDF se reunieron la mañana de este viernes para discutir la iniciativa de ley elaborada desde la legislatura anterior y que fue presentada ante el pleno por la entonces diputada Enoé Uranga el 26 de abril de 2001.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Julio César Moreno Rivera, puso a discusión de los legisladores integrantes de esas comisiones, con la ausencia de los diputados del Partido Verde, la propuesta de los panistas de hacer una ruta crítica y analizar el contenido de ese dictamen.

Sin embargo, lo anterior fue rechazado y los legisladores del blanquiazul tomaron la decisión de salir de la reunión, al considerar que “no se puede votar una iniciativa que fue formulada en la II Legislatura de la ALDF y donde los diputados entrantes no intervinieron”.

Encabezados por el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos y Prácticas Parlamentarias, Obdulio Ávila, los panistas abandonaron el encuentro, no sin antes advertir que su fracción se retira de toda discusión respecto a la iniciativa y solicita la reserva de todos y cada uno de los artículos permanentes y transitorios en el voto particular.

“Estamos convencidos de que la negación y la discriminación a ciertos derechos obedecen más a actitudes de índole cultural; creemos que es mejor trabajar por la no discriminación, por una cultura de respeto y tolerancia, pero no se va a votar una ley sólo porque algunos quieren”, explicó Ávila Mayo quien fue seguido por sus compañeros de bancada.

Lorena Villavicencio, diputada del PRD, consideró extraña la conducta que asumieron los panistas y señaló que todo se trató de una “simple celada y de nada sirvió generar las condiciones para que pudiéramos discutirlo (el dictamen) en lo particular”.

Este pronunciamiento tuvo el respaldo del priista Mauricio López, quien acusó a la fracción del PAN de llegar a la reunión con un doble juego. Primero: el voto en contra ya definido y, después, justificar su disposición de entrar en el debate.

En entrevista, Obdulio Ávila salió a la defensa de su fracción y afirmó que su salida no se debe a un capricho, sino a que los integrantes de la actual legislatura tienen la responsabilidad de escuchar todas las voces y opiniones antes de aprobar una ley sobre las sociedades en convivencia.

“Deben recibirse opiniones de expertos en materia constitucional, civil, notarial, de los derechos humanos y de quienes se verían beneficiados o perjudicados con una ley de ese tipo, no se trata sólo de aprobar. Por ello, presentaremos observaciones en el pleno de la Asamblea a todos y cada uno de los artículos”, anticipó.

Aclaró que los panistas de ninguna forma están en contra del respeto a la diversidad y, por el contrario, son respetuosos de las libertades del ser humano quien, independientemente de su personalidad, no puede ser discriminado ya sea por su raza, su color o sus preferencias.

Pero, dijo, se violenta el orden jurídico cuando, por ejemplo, se alegan derechos sucesorios de quienes no viven bajo la figura jurídica del matrimonio o concubinato, cuando pueden heredar a quien mejor consideren.

Ante ello, adelantó que su bancada hará valer sus diferencias en torno al dictamen frente a las instancias pertinentes y de cara a la ciudadanía, porque lo que hicieron dichas comisiones unidas fue un “mayoriteo”.

Incluso mencionó que los análisis de la fracción del PRD en torno al dictamen son meras “falacias”, ya que consideran que en México 30 por ciento de las familias no son nucleares, cuando muchas de ellas pueden estar encabezadas por mujeres u hombres solteros y no precisamente parejas que vivan juntas sin estar casadas sean o no del mismo sexo.

A pesar de la oposición de la fracción del PAN diputados del Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática aprobaron el dictamen en comisiones en lo general con ocho votos a favor y ninguno en contra.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF, Julio César Moreno, informó que el dictamen será discutido en lo particular y, en su caso, aprobado el próximo miércoles ante el pleno de ese órgano legislativo, donde ya se esperan observaciones de los panistas para todos los artículos que componen la iniciativa.

Los diputados del PRI y PRD defendieron su aprobación y argumentaron que es necesario contar con ordenamientos que normen la tolerancia, el respeto y la dignidad de los ciudadanos, además de que se tendrá una “ley de avanzada en el país”.

De acuerdo con el dictamen con propuesta de ley aprobado también en la pasada legislatura de la Asamblea, éste deberá entrar en vigor a partir del 1 de enero de 2004, con el consecuente sistema de registro en las delegaciones para hacer la inscripción de sociedades de convivencia.
http://www.heraldo.com.mx/elheraldo/noticias.php?mnoticiaid=5341&seccion=01&nivel=005&fecha=20031206
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org