MéXICO SE APRESTA A DAR EL “DERECHAZO” EN LA ONU
La familia, en juego, por la visión conservadora del gobierno
Autor: Miriam Ruiz Fuente: Cimac Noticias

México, país caracterizado ante las Naciones Unidas por su papel protagónico en llevar adelante propuestas progresistas para las mujeres, se apresta desde el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) a dar un "derechazo" en el 2004 ante la ONU con una propuesta sobre familia avalada por fuerzas conservadores internacionales.

Una reunión mundial para evaluar la primera década desde el Año Internacional de la Familia (1994) se llevará al cabo en noviembre próximo en Qatar, según la ONU, y México espera tener un papel protagónico en esa propuesta, informó la directora del DIF, Ana Teresa Aranda, en su reunión de fin de año con la prensa.

En sus discursos y entrevistas, la poblana vinculada a fuerzas conservadoras, se mueve con un lenguaje congruente con las políticas que México ha impulsado –y a las que se ha comprometido— en la arena de las Naciones Unidas sobre la diversidad de las familias. Pero detrás están el aplauso e ideología de la derecha.

FAMILIA Y FAMILIAS

Hace 10 años, además del Año Internacional de la Familia, en la ONU se dio un hecho histórico cuando 186 países se comprometieron a respetar los derechos sexuales y reproductivos de la población, en particular femenina, al signar la Plataforma de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) en El Cairo.

Allí establecieron el concepto fundamental de familias, en plural, para referirse a la diversidad de matices en torno a los cuales se agrupa la humanidad, en contraposición al concepto esencialista de familia, que alude a una estructura conformada por padre, madre e hijos en un mismo hogar.

Entrevistados aparte, Rogelio Fernández del Castillo, director para México del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) y Elena Zúñiga, presidenta del Consejo Nacional de Población (CONAPO), coinciden en que México ha trabajado en la pasada década y se ha comprometido con la diversidad familiar.

Refirieron que esta diversidad incluye a la llamada familia nuclear, así como las extensas –donde hay otros parientes— y monoparentales, cuyo número crece todo el tiempo en este país.

Todas estas familias son valiosas y necesitan atención, dijo la funcionaria federal.

Ni el FNUAP, ni CONAPO fueron invitados a participar en los recientes eventos sobre la familia –en noviembre en la ciudad de México y en diciembre en la sede neoyorkina de la ONU— de los cuales la directora del DIF, Ana Teresa Aranda, está orgullosa.

Claudia Hinojosa, participante en la redacción de documentos oficiales de la ONU durante la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer (Pekín, 1995) y posteriormente asesora de la ex diputada Enoé Uranga para la propuesta de sociedades de convivencia en el Distrito Federal –que permitiría la legitimación de uniones homosexuales— advierte un gran peligro en "la letra ‘s’ que falta".

En las cumbres de la ONU se alargan las discusiones sobre términos que podrían parecer triviales pero que hacen la diferencia en cuanto a obligaciones, recursos y tendencias ideológicas que marcarán un compromiso nacional.

Por ello, tanto la CIPD como la llamada conferencia de Pekín fueron extenuantes, para lograr un compromiso con el "género" y los derechos sexuales de las mujeres. Los gobiernos de derecha, como el Vaticano y los países musulmanes dieron batalla en contra.

México ha sido siempre de los países que negociaron fuerte para lograr que se signaran los compromisos más progresistas, incluyendo la revisión de leyes sobre penalización del aborto en los países.

ANA TERESA CONTRAATACA

Pese a que en entrevista con Cimacnoticias el 6 de noviembre al iniciar el Congreso Internacional sobre Familia con 17 países iberoamericanos y representantes de 32 entidades federativas, Ana Teresa Aranda hizo hincapié en la diversidad de las familias al reconocer que alrededor de 11 millones de familias mexicanas dependen de ingresos femeninos; el DIF respalda otro mensaje.

En Nueva York, el cuatro de diciembre pasado ante la Asamblea General, Aranda llamó a las naciones –a nombre del presidente Vicente Fox- a ratificar el Pacto de México por la Familia e impulsar la "perspectiva de familia".

Hizo notar que en su patria "la familia es una cuestión de vida en su más profunda expresión; en sus tradiciones, en su cultura, en sus valores, en su historia, México continúa unido por la familia".

Sin detallar que en México una de cada tres familias vive diversos grados de violencia familiar y que 22 millones de mexicanos trabajarían como migrantes en los Estados Unidos, dejando pueblos donde solamente viven las mujeres y los menores, dijo que "si la familia no se desenvuelve como este contenedor amoroso, puede significar el peor dolor".

Anunció el Diagnóstico sobre la Familia Mexicana, que se presentará aquí en marzo próximo, importante para fundamentar el papel de la familia como eje, motivo y sentido de la acción del Estado y ubicar a la familia como unidad social básica para lograr "éxitos sustentables en políticas de educación y seguridad públicos con familias fuertes e integradas".

Así como "generalizar la instrucción escolar en materia de educación familiar", disciplina que con éxito se imparte hoy como diplomado o postgrado en las más conservadoras universidades como la Anáhuac.

El Pacto de México por la Familia, conclusión del Congreso Internacional sobre la Familia del 6 y 7 de noviembre pasados, mezcla fundamentos de diversas convenciones internacionales, incluyendo la Convención contra Todas las Formas de Discriminación hacia la Mujer (Cedaw) con conceptos que elevan el matrimonio como la expresión más plena "porque el matrimonio constituye un vínculo y le da estabilidad y seguridad jurídica a la pareja".

Ante la Asamblea General, Ana Teresa Aranda parafraseó a su asesor Rodrigo Guerra López en cuanto a que "apostar por las familias no es un ideal frívolo, rosa o conservador".

Catedrático en Metafísica de la ultraconservadora Universidad Panamericana en la ciudad de México, Rodrigo Guerra fue una de las numerosas voces entre los ponentes que en el Congreso Internacional de la Familia defendió "la esencia de la familia".

Y el fenómeno demográfico del envejecimiento de la población fue explicado por la también académica de la UP, Marcela Cavaría, como respuesta "a que faltan hijos para cuidar a los padres", al criticar las tendencias ideológicas muchas veces en contra de la naturaleza humana que "desdibuja" el concepto de familia.

Y ejemplificó con "mujeres que dan a luz hijos por decisión individual sin incluir al hombre en su proyecto de vida, ni siquiera para la fecundación" o la "proliferación del amasiato en la sociedad".

"No hay alternativas de conceptualización, solamente hay una familia y así debe seguirse en las políticas públicas," concluyó y encontró eco en otros paneles, donde participaron más integrantes de organizaciones conservadoras como la Red Familia y Sociedad, o la Asociación Nacional Cívica Femenina (Ancifem), otrora dirigida por Aranda.

COMPLACENCIA DE WASHINGTON

Una de las más entusiastas aliadas de Ana Teresa Aranda es la embajadora estadunidense Ellen Sauerbrey, representante del gobierno del republicano George W. Bush ante la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Estatus de la Mujer.

"Estoy segura que México va a participar y muchas de sus ONG. México ha sido fenomenal en su liderazgo sobre estos temas y creo que merece un crédito tremendo por armar una conferencia como ésta", dijo a Cimacnoticias.

Explicó que la iniciativa, impulsada principalmente desde las ONG, busca "reunir gente de alrededor del mundo preocupada sobre cómo la estructura tradicional de la familia se ha erosionado".

Y agregó: "Los países e individuos están preocupados de que la estructura familiar esté bajo ataque desde muchas direcciones", convencida de que una familia "empieza con una madre y un padre que están casados y tienen un compromiso con el matrimonio y con el otro".

CEÑOS FRUNCIDOS

Además de las preguntas a los panelistas que cuestionaban el concepto único de familia, el descontento se hizo sentir antes del Congreso y después.

Funcionarias de alto nivel de los DIF de Michoacán y Quintana Roo confirmaron a esta agencia reservando su identidad que entre los círculos más progresistas existe una desazón con la propuesta de Aranda, puesto que no refleja la percepción de las 32 entidades y la problemática nacional.

Hasta Marta Sahagún de Fox , esposa del primer mandatario y vinculada a los Legionarios de Cristo, dijo en el mismo Congreso que la familia tradicional es "absolutamente insuficiente". "Puede gustarnos, podemos o no estar de acuerdo, pero es nuestra realidad".

LA ONU Y SUS OBJETIVOS

En el Décimo Aniversario del Año Internacional de la Familia, la ONU, en su resolución 54/124, la Asamblea General acordó aumentar la conciencia de los asuntos familiares entre los gobiernos y el sector privado, así como la capacidad de respuesta las instituciones nacionales, bajo el Programa de Familia de las Naciones Unidas.

México será anfitrión de otro congreso regional más sobre la familia en marzo próximo. Otros países en otras regiones harán más foros –posiblemente Filipinas y Marruecos, según Sauerbrey.
http://www.cimacnoticias.com/noticias/03dic/s03122301.html
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org