DECLARACIóN: POR LA DIGNIDAD Y EL RESPETO A LAS MUJERES, LAS FAMILIAS Y LA SOCIEDAD EN SU CONJUNTO

Autor: ---- Fuente: Haz Política

PROMOCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS
• Debe reconocerse que los derechos humanos son una exigencia inalienable de la dignidad de todo ser humano, sin distinción alguna.
• Los gobiernos deberán garantizar y proteger la seguridad física, psicológica, psíquica y moral de las mujeres y sus familias.
• Actuar pronta y decididamente ante violencia, abuso sexual y cualquier tipo de discriminación que atente contra la dignidad de la persona humana.
• La pobreza y la marginación atentan contra la dignidad de la persona. Pedimos un plan de acción coordinado de las administraciones públicas elaborado bajo criterios de subsidiaridad en relación con las organizaciones de la sociedad civil que actúan en estos campos, promoviendo a su vez programas de fomento del desarrollo humano en las comunidades.
• Las mujeres tienen el derecho y la oportunidad de comprometerse en activismo social, particularmente en esas áreas donde ellas perciban una amenaza o peligro hacia ellas mismas, sus hijos o sus familias, incluyendo la explotación sexual y los medios que promuevan la violencia, la desintegración familiar y valores que atenten contra nuestras tradiciones y costumbres nacionales.
• La dignidad de la persona y de su vida es independiente de su situación económica, su edad, su situación psíquica, física o legal. En este sentido exigimos una revisión del régimen de hospitales, asilos, orfanatos y prisiones, poniendo fin al hacinamiento, la masificación, la corrupción y el abandono.
• El derecho a una muerte digna consiste en el derecho del enfermo a que sea tratado como persona y no como una estadística, a que cuiden de él con amor, se le atienda, respete y cubra sus necesidades. Hemos de incentivar programas que inviten a la sociedad a desarrollar más y mejores formas de acompañar y acoger a los moribundos.

PROTECCIÓN LABORAL
• Concretar un pacto social de acciones y medidas educativas y legislativas para promover el desarrollo pleno, libre e integral de las mujeres y sus familias.
• Creación de centros educativos, guarderías y estancias, con horarios extendidos que apoyen a las mujeres en el cuidado de sus hijos.
• Exigimos a las Administraciones públicas responsables, así como a los Sindicatos una intervención más enérgica, expedita y decidida para que se cumpla la legislación y se erradiquen prácticas discriminadoras contra la mujer y su familia. Se debe valorar la maternidad y educación de los hijos como una labor social.
• Los gobiernos deben promover, garantizar y dar todas las facilidades para proporcionar tanto a hombres como mujeres iguales oportunidades de acceso a la educación y al trabajo.
• Garantizar sueldos, prestaciones y oportunidades laborales igualitarias para hombres y mujeres.
• Promover horarios de trabajo flexibles que permitan tanto a hombres como a las mujeres una mayor participación y convivencia con su familia.

SALUD REPRODUCTIVA
• Exigimos la adopción de una red de apoyo a las mujeres embarazadas con dificultades por falta de recursos o ayuda familiar, dirigida a aportar soluciones prácticas que les permitan capacitarse, trabajar con horarios flexibles, la creación de hogares de acogida y ayudas económicas.
• Promover programas de salud reproductiva basados en el respeto de la dignidad humana y en la salud psicológica, psíquica, moral y física de las mujeres.
• Solicitamos una legislación clara y eficaz sobre salud que garantice mejores los derechos inalienables del embrión como persona humana, desde el instante de su concepción: ponga límite a la práctica comercial de las clínicas privadas de generar más embriones que los que se van a implantar, así como su salvaguarda para no ser utilizados como material de laboratorio.
• Exigimos políticas de salud relacionada con la reproducción que busquen educar, formar e informar a la sociedad sobre el ejercicio responsable, sano y consciente de su sexualidad y no reducir dichas políticas a programas que únicamente se enfoquen al control de la natalidad ya que esto limita, constriñe y denigra el sentido más profundo de la sexualidad humana.


EDUCACIÓN
• La educación de hombres y mujeres debe reconocer el trabajo específico de ambos como educadores y formadores de sus hijos.
• Los padres deben tener el derecho y la capacidad económica para dar la educación que ellos consideren más apropiada a sus hijos.
• Pedimos la elaboración de un proyecto serio y veraz de educación afectivo-sexual, elaborado con la participación de padres, maestros y expertos. Así mismo solicitamos que dicho programa vaya acompañado de recursos económicos que lo hagan viable.
• Las madres y padres de familia tienen el derecho de contar con el tiempo necesario para educar a sus propios hijos, particularmente en aspectos religiosos, de tradiciones familiares y la herencia cultural.
• Las escuelas públicas y privadas deben reconocer que los padres son los educadores primarios de sus hijos y que las escuelas están al servicio de los padres.
• Para respetar el derecho de los niños y adolescentes a un proceso de maduración psicológica equilibrada, exigimos una total acción apegada a la Ley que permita una vigilancia y control más eficiente del ocio nocturno relacionado con: discotecas, bares y centros nocturnos, que verdaderamente limite la edad para acceder a estos establecimientos, así como los horarios, impida la discriminación y la venta y distribución de sustancias adictivas en estos locales. Fomentar la generación de opciones que promuevan el ocio saludable y creativo.
• Establecimiento de programas educativos que busquen el desarrollo no sólo intelectual, sino también humano, moral y psicológico de todos los educandos.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN
• Pedimos la revisión de la programación que actualmente en contenido y horarios es perjudicial para los menores de la familia.
• La libertad de expresión y la prensa no deben promover las violaciones de los derechos humanos, no deben ser una influencia perniciosa o peligrosa contra la salud física y mental, los valores humanos fundamentales, las costumbres y principios de nuestra sociedad. Por el contrario deberán promover, conductas, valores, pensamientos, principios, modelos y acciones que dignifiquen a la persona humana y fomenten la integración familiar y de la sociedad en su conjunto. Si lo son, deben ser multados y castigados.
• Promover políticas que apoyen proyectos para medios de comunicación escrita, electrónica y virtual que enaltezcan los valores y derechos humanos, la familia, la Nación y la Paz.


OBSERVATORIO REGIONAL PARA LA MUJER LATINOAMERICANA

Nombre_________________________________________________________Tel._______________________

Firma_____________________________________e-mail___________________________________________

Asociación ________________________________________________________________________________

Nombre_________________________________________________________Tel._______________________

Firma_____________________________________e-mail___________________________________________

Asociación ________________________________________________________________________________

Nombre_________________________________________________________Tel._______________________

Firma_____________________________________e-mail___________________________________________

Asociación ________________________________________________________________________________

Nombre_________________________________________________________Tel._______________________

Firma_____________________________________e-mail___________________________________________

Asociación ________________________________________________________________________________
http://www.hazpolitica.org
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org