AUTORIZA AUSTRALIA CAMBIO DE SEXO A NIñA

Autor: ---- Fuente: El Norte

Sydney, Australia (14 abril 2004).- En la escuela, "Alex" juega al cricket y más adelante quiere tener "pelos en la cara, músculos y fuerza". Nada raro en un niño de 13 años. Pero "Alex" es una niña cuyo mayor deseo es cambiar de sexo.

Una solicitud en ese sentido realizada por su tutor, la asistencia social australiana, fue autorizada por un tribunal de familia en Sydney. Los defensores de la ética están consternados, y los médicos, asombrados.

Para el juez Alistair Nicholson el caso es claro. De hecho, en la argumentación de su sentencia habló siempre de "él" y no de "ella", como destaca el diario The Australian.

"Alex" podría tener problemas psicológicos en su pubertad si se le niega el cambio de sexo, sostuvo el magistrado.

Según la decisión del tribunal, la adolescente puede iniciar una terapia hormonal, pero debe esperar a la operación de cambio de sexo hasta cumplir los 18 años. La partida de nacimiento podrá ser modificada en ese sentido.

"Alex", como llaman los medios australianos a la niña para ocultar su identidad, fue criada por su padre como un niño. Llevaba ropa de chico y hasta los cinco años estaba convencida de pertenecer al sexo masculino.

Entonces murió su padre, el Estado se convirtió en su tutor y una tía pasó a ocuparse de su educación porque su madre no la quiso. La tía siguió tratándola como a un varón.

Como tal está inscrita en su escuela, donde, según las investigaciones, la niña de 13 años se relaciona con chicos y chicas, "tiene un comportamiento masculino y se siente atraída por las niñas".

"No quería muñecas. Prefería jugar con tanques y espadas", dijo la madre a un psicólogo. El director de la escuela declaró que "Alex" hablaba constantemente de suicidio, porque su identidad no se correspondía con su cuerpo.

El profesor de ética australiano Nicholas Tonti-Fillipini, en tanto, mostró poca comprensión por la decisión judicial y pidió la intervención del gobierno.

"Hacer esto a una niña de 13 años que aún está en crecimiento, cuyo cuerpo aún se está desarrollando y cuyo sentido de la identidad está en formación, es simplemente irresponsable", dijo.

"Si hubieran analizado investigaciones médicas sobre cambios de sexo no se habría tomado esta decisión". La niña no se desarrollará normalmente y "en el fondo será un eunuco", añadió.

La Asociación Médica Australiana manifestó su sorpresa ante la decisión de la corte. "Por un lado, la semana pasada estábamos hablando del hecho de que los adolescentes de 13 y 14 años no pueden ver a sus médicos sin que sus padres accedan a su ficha médica", dijo el presidente de la organización, Bill Glasson.

"Ahora, por el otro lado, estamos diciendo que está bien que una niña de 13 años vaya y pueda cambiarse de sexo, por lo que creo que estamos emitiendo un mensaje confuso", añadió.

Alan Finch, que se sometió a una operación de cambio de sexo cuando tenía 19 años, dijo que la decisión de la corte es atroz. Finch, que demandó a las autoridades por aprobar su operación, pone en duda la capacidad de "Alex" de tomar una decisión equilibrada.

"¿Cómo puede alguien con tendencias suicidas ser capaz de tomar una decisión acerca de una terapia irreversible?", se preguntó.

"Luego quedará con un cuerpo mutilado, como me pasó a mí".
http://www.elnorte.com
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org