UN NIñO NECESITA UN PADRE Y UNA MADRE PARA CRECER FELIZ, SEGúN LA ENCUESTA MUNDIAL DE VALORES
El estudio avalado por la Fundación BBVA señala también que la familia tradicional continúa siendo el modelo ideal para los ciudadanos de todo el mundo
Autor: ---- Fuente: ForumLibertas.com

105  Mientras el Gobierno español insiste en legalizar antes de final de año los matrimonios homosexuales y equipara este modelo de convivencia con el de la familia tradicional, la Encuesta Mundial de Valores 1999-2002 avalada por la Fundación BBVA viene a demostrar que la familia compuesta de un padre, una madre y sus hijos sigue siendo el modelo ideal para la mayoría de ciudadanos de todo el mundo. Además, la encuesta realizada a un total de 200 mil personas de 81 países diferentes ratifica que un niño necesita un hogar donde haya un padre y una madre para poder crecer feliz.
Tal como indicábamos en un anterior artículo publicado el pasado 5 de julio, la encuesta ha sido elaborada por Ronald Inglehart, catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Michigan y presidente de la Encuesta Mundial de Valores. El estudio revela que las sociedades avanzadas, una vez alcanzado un óptimo nivel de bienestar económico, han experimentado un importante cambio hacia un tipo de sociedad que deja atrás los valores materialistas para instalarse en unos valores postmaterialistas en los que prevalece la libertad de elección y la autoexpresión. En este contexto, si nos referimos a la institución de la familia y el rol de la mujer, la encuesta también pone de manifiesto que el papel tradicional de la mujer, que privilegia la maternidad y la crianza de los hijos como objetivo y función central de su existencia, comienza a cuestionarse en algunas sociedades a medida que más mujeres dedican sus esfuerzos a la actividad profesional y posponen la maternidad.
Indicadores que conducen a la familia tradicional
En la figura 12, obtenida del informe publicado por la Fundación BBVA, podemos observar que las respuestas a 3 de los cuatro preguntas que se formulan nos indican que la familia compuesta por un padre, una madre y los hijos son el objetivo prioritario de las personas encuestadas. Un 50 por ciento desaprobaría que una mujer quiera tener un hijo sin querer, al mismo tiempo, mantener una relación estable con un hombre; frente a un 34 por ciento que lo aprobaría. Cuando se pregunta a los encuestados si creen que una mujer necesita tener hijos para realizarse, un 62 por ciento responde afirmativamente, contra un 38 por ciento que cree que no lo necesita. Y, por último, cuando se plantea si un niño necesita un hogar donde haya un padre y una madre para poder crecer feliz, el 89 por ciento está de acuerdo, frente al 11 por ciento, que opina lo contrario.

¿De quién ha de ser el puesto de trabajo?

La cuarta pregunta de la figura 12 se refiere a si los hombres tienen más derecho que las mujeres a un puesto de trabajo, cuando éstos escasean. Un 38 por ciento cree que los hombres tienen preferencia, frente al 46 por ciento que no está de acuerdo con esta opción y defiende el derecho de la mujer a optar al puesto de trabajo en las mismas condiciones que el hombre. Las poblaciones de países ricos son mucho más favorables a la igualdad entre géneros que las sociedades con ingresos bajos. Así, mientras que en Suecia sólo un 2 por ciento piensa que los hombres tienen más derecho que las mujeres a optar a un puesto de trabajo, en Egipto, hasta un 90 por ciento de la población muestral está de acuerdo con este planteamiento. Es una opinión que comparten en África, Asia y en los países islámicos. Por el contrario, en los países católicos de Europa y Latinoamérica, una gran mayoría de la muestra piensa que los hombres no han de tener preferencia sobre las mujeres para trabajar. En Estados Unidos, Canadá y el norte de Europa suben el nivel de igualdad y tan sólo uno de cada cinco individuos opina que el hombre tiene más derechos en este tema. El desarrollo económico, pues, conduce a una mayor igualdad entre géneros.

Los hijos, esenciales en la realización de la mujer

Vemos, pues, que a pesar de la “postmaterialización” de las sociedades modernas, la tendencia en todo el mundo es a tomar como referencia el modelo de familia tradicional. Sin embargo, mientras que en los países europeos y anglosajones, se tiende más a considerar que “la mujer no necesita tener hijos para sentirse realizada”, en las sociedades islámicas, así como en las de religión ortodoxa y en la India, la mayoría de encuestados tienden a considerar que la maternidad es necesaria para que la mujer logre su realización. Como podemos ver en la figura 14, extraída del mismo informe de la Fundación BBVA, la mayoría de países se decantan hacia el color azul, o sea, que consideran que la mujer necesita ser madre para tener una vida plena. Contrasta la posición de Estados Unidos en que, a pesar de tener un sistema de valores muy tradicional, como indicábamos en nuestro anterior artículo sobre la religión mencionado antes, sólo un 15 por ciento de los encuestados considera necesarios los hijos para la realización de la mujer. El excesivo individualismo que rige la pragmática sociedad norteamericana y la tradicional emancipación de la mujer, que no guarda relación con la conciencia religiosa, son dos de las posibles explicaciones de este fenómeno.

En el caso de España, las opiniones se dividen entre los que piensan que las mujeres no necesitan tener hijos, un 52 por ciento, y los que creen necesario que la mujer tenga hijos para poder realizarse, un 48 por ciento. Es significativo en este caso que, una sociedad como la española, considerada históricamente como tradicional, haya dado un salto tan importante en un período relativamente corto de tiempo hacia modelos de sociedades como la Sueca, la del Reino Unido o la Alemana, a la que también supera en este sentido (los alemanes consideran en un 54 por ciento que la mujer necesita tener hijos para realizarse). Incluso Francia y Dinamarca, y esto es otro contraste, se sitúan por encima de España en cuanto a considerar que los hijos son vitales para la realización de la mujer (67 por ciento y 80 por ciento, respectivamente). En cualquier caso, a la vista de los datos analizados, se puede considerar que la institución familiar goza en el mundo de una óptima salud.
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=261
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org