PROHíBEN COMERCIALIZAR ANTICONCEPTIVOS

Autor: ---- Fuente: La Voz Interior

Con una medida cautelar, la jueza federal Cristina Garzón de Lazcano ordenó prohibir la fabricación y comercialización en todo el país de medicamentos anticonceptivos que contienen drogas consideradas abortivas y de dispositivos intrauterino (DIU).

Así planteado, el decreto judicial inhibe al 97 por ciento de los productos que actualmente están en el mercado.

La demanda fue presentada por una organización católica nacida en Córdoba, la Fundación 25 de Marzo, cuyo titular es el sacerdote y abogado Fernando Altamira.

Altamira señaló que la presentación judicial contó con el asesoramiento de médicos y farmacéuticos, “quienes aportaron pruebas categóricas con las que demostramos que los medicamentos anticonceptivos tienen drogas abortivas que van en contra de nuestras propias leyes”.

La resolución judicial está dirigida al Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, al que ordena prohibir la fabricación y comercialización de anticonceptivos hasta tanto exista una sentencia firme en esta causa.

“La Fundación 25 de marzo, entre sus fines –apuntó Altamira–, plantea la defensa de los bienes y valores que siempre ha defendido la Iglesia Católica: la sana moral y el derecho natural, La vida desde la concepción, contra cualquier práctica abortiva. Entre nuestros objetivos también están el de ayudar a las familias humildes, la niñez, la adolescencia y la ancianidad, contra la prostitución y la pornografía”.

El nombre de la fundación (25 de Marzo) tiene referencia a la fiesta de la Anunciación cuando, según la fe cristiana, un ángel reveló a la Virgen María que había concebido al Hijo de Dios.

Altamira sostuvo que además de prohibir la fabricación y venta de anticonceptivos, quedó pendiente el paso siguiente: la destrucción de estos medicamentos.

Para este sacerdote, la más flagrante transgresión de las normas se encuentra en los prospectos de los fármacos. “Nuestras leyes protegen la vida desde la concepción y nuestras autoridades jamás podrían haber aprobado a estos medicamentos”.

Sin embargo, según el titular de la fundación, en los prospectos de los medicamentos se indica claramente que impiden la anidación del óvulo fecundado. Argentina fabrica siete productos en cuyos prospectos dicen esto.

Finalmente, Fernando Altamira consideró que este fallo pone a la Argentina a la vanguardia de los países a nivel mundial que defienden la vida desde la concepción y combaten las prácticas abortivas.

“Para nosotros se trata de un hecho milagroso “, graficó.
http://www.intervoz.com.ar/nota.asp?nrc=167354
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org