DEBEN POLíTICAS PúBLICAS RECONOCER EL TRABAJO DOMéSTICO
La estadística como herramienta de apoyo
Autor: Silvia Magally Fuente: Cimac Noticias

Las estadísticas sobre el trabajo doméstico servirán para diseñar políticas públicas de apoyo a las mujeres, quienes prácticamente son las responsables de este tipo de labores dentro del hogar, afirmó hoy la coordinadora de asesores de Instituto Nacional de Estadística Geografia e Informática (INEGI), María Eugenia Gómez Luna.

Entrevistada en sus oficinas, la especialista habló de la importancia de visualizar el trabajo doméstico para hacerlo más equitativo entre mujeres y hombres.

Explicó que a partir de la Conferencia Mundial sobre la Mujer, realizada en Pekín, China en 1995, los 189 gobiernos participantes acordaron realizar investigaciones sobre este trabajo no remunerado y estimar su valor. En el caso mexicano se estima que podría representar el 17 por ciento del Producto Interno Bruto.

Destacó que aunque se estudia el valor del trabajo no remunerado, no se considera en la contabilidad nacional cuyo esquema tiene sus limitaciones y sólo cumple con el propósito de reportar las transacciones económicas.

Opinó que el trabajo doméstico debe ser reconocido en el momento de formular políticas y considerar la situación de desventaja en que se ubican la mayoría de las mujeres que realizan esta actividad en sus hogares.

Según la más reciente encuesta del uso del tiempo del INEGI, la mayoría del tiempo del trabajo doméstico se utiliza en el aseo de la vivienda, a lo que se suma preparación de alimentos, cuidado de menores, enfermos y de personas de la tercera edad. Se estima que la mujeres dedican un promedio de 35 horas a la semana a las labores del hogar.

Gómez Luna, señaló además que existe el reto de la transición demográfica, que prevé el aumento de la población mayor de 60 años y que tiene sus implicaciones para el trabajo doméstico.

Una de las preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la reducción de las hora-cama en los hospitales, es la elaboración de programas para que los enfermos puedan terminar su recuperación dentro de sus hogares, atención que también recae en las mujeres.

La funcionaria del INEGI indicó que en la elaboración de las políticas públicas deben tomarse en cuenta los cambios en la estructura familiar y continuar estudiando la problemáticas de la población para dar respuesta a las necesidades de una sociedad cambiante.

En cuanto al trabajo dentro del hogar, habrá que seguir luchando hasta lograr que el trabajo doméstico sea más equitativo y una expresión más de las relaciones igualitarias entre hombres y mujeres, aseveró.

Aceptó que esta actividad, tiene impacto en la salud de la población femenina, en especial cuando las mujeres realizan la doble jornada. De ahí la manifestación de nuevas enfermedades como el estrés e incluso infartos al miocardio.
http://www.cimacnoticias.com/noticias/03jun/03060604.html
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org