PATERNIDAD ABSTRACTA
Día a día, las mujeres en México están más dispuestas a prescindir del hombre para establecer una familia y concebir hijos, porque la tecnología médica les abre opciones cada vez más asequibles
Autor: Uriel Rodríguez Fuente: MILENIO Diario de Monterrey

Esondida detrás del trabajo, las obligaciones sociales y los vicios, la figura paterna en México está ausente. Por ello, y con una herencia cultural indisoluble, las mujeres cargan con la mayor parte de la crianza de los hijos.
Somos, como dijeran algunos, una sociedad de mucha madre y poco padre.
Quizá por ello, cadavez son más las mujeres que, en plena independencia emocional y productiva respecto de sus padres y parejas, recurren a la inseminación artificial para procrear.
La disponibilidad de la técnica médica es hopitales públicos y privados facilita tomar la decisión aunque los psicólogos no estén muy de acuerdo con los resultados emocionales.
Es el caso de Gabriela Ruiz Ramírez, psicoterapeuta de la Asociación Psicoanalítica Mexicana, y supervisora del Instituto de la Familia AC (IFAC) según con la experiencia con los hijos de madres solas.
A decir de Ruia Ramírez, las mujeres actualmente pueden inseminarse y no tener absolutamente ningún conocimiento de quién es el padre que va a engendrar a su criatura. Es, dice en broma, el precio que los hombres tenían que pagar por tantos años de sujeción de la mujer.
Pero la verdad, continúa, es que se trata de una opinión que las mujeres han encontrado "para simplificarse la vida en un sentido o quizá para complicársela en otro".
Por la primera, "nos encontramos con muchas madres solas que, aunque estén casadasm fungen como solteras porque el papá trabaja todo el día, aporta o no aporta, nunca está o si está, estña cansado, dormido, viendo el futbol, lo toros, está tomando, es ausente", explica.
Y acepta: "Una siempre se casa con la idea de que el marido va a ser mejor que el papá, y resulta que es igual o peor. De criar un hijo sola, padeciendo al padre, mejor lo crío yo sola".

LA DESILUCIÓN
Detrás de elegir la inseminación artificial está, asegura Gabriela Ruiz, la enorme desilusión que actualmente envuelve a las relaciones de pareja, situación fomentada por el cambio de roles, con la liberación femenina, "con que se les exige a los hombres que sean de x o z manera, pero no se les dice como, dónde las mujeres nos quejamos de que los hombres son machistas, pero se les enseña a los hijos en casa a ser machos; donde la mujer está esperando al hombre que no llega, y el hombre espera que la mujer siga siendo sumisa, como fue su abuela, su mamá".
Esto, concluye la especialista, provoca un "desencuentro total", que es enseguida por la separación, y la mujer, a final de cuentas, se queda como madre soltera.
Decidida la inseminación artificial, el primer "golpe" psicológico que recibe el hijo es que no va a tener antecendentes heredo-familiares de un lado; que no se sabe de donde viene la mitad de ese hijo. Y es ahí cuando se recurre al abuelo, el tío, el primo, el hermano, para suplir la figura paterna.
Sin embargo, la estructura emocional y psíquica ante la exitencia de un padre, aunque sea al que sólo de le ve el fin de semana, es una presencia necesaria.
"Muchos psicoanalistas sostienen que las mujeres puedan tener un hijo solas porque de todas maneras les trasmiten inconscientemente la imagen de padre, del padre que ella se imaginó, del padre fantaseado, idealizado", explica la especialista. "Y cuando el niño empieza apreguntar `y mi papá quién es´, ¿qué le contestas? `Mi´ijita, te tuve por donación, por prescripción médica´ o qué. Es muy difícil llenar ese hueco en la historia personal.
"¿Cómo crece uno con fantas,as alrededor de la figura paterna, de quién será, cómo será, y por qué mi mamá no quiso un señor para tener un hijo? Hay muchos huecos que el niño busca entender y es verdaderamente difícil llenarlos", asegura Gabriela Ruiz.

LOS NIÑOS QUE RESULTAN
Los hijos que ignoran por completo la identidad e historia de su padre, dice la psicóloga, crecen con problemas de autoestima, pues no saben quiénes son, de dónde vienen.
- ¿Son distintos psicólogicamente los niños que tuvieron un papá dos meses y murió y la mamá les dice de su muerte, a los que son resultado de la inseminación artificial?
- El papá qie se murió tiene una historia que se puede rastrear, se puede ver una foto, se puede palpar a través de los tíos. El donador de esperma termina por ser un ente abstracto, al que sólo conocen en el hospital.
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org