BOLETIN # 59
 
 
25/08/2003
 
CAMPAÑA DE DERECHOS SEXUALES DE LOS JÓVENES PROMUEVE PROMISCUIDAD, EMBARAZOS EN ADOLESCENTES Y ENFERMEDADES.
Lanzan Campaña Nacional por los Derechos Sexuales de las y los jóvenes: "Hagamos un Hecho Nuestros Derechos", producto de diversas organizaciones de la sociedad civil y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y está dirigida a las personas de 12 a 29 años.
Los enunciados en esta campaña no son “derechos” sino pseudo derechos ya que inducen a una concepción errónea de los derechos humanos por no garantizar la realización plena del ser humano y presentar una falsa concepción del hombre al considerarlo como una unidad de fuerzas pasionales que se crea sus propios valores. Ignora el desarrollo afectivo del adolescente, el autodominio y propone una libertad animal sin responsabilidad, inteligencia y voluntad.
Fomenta la promiscuidad, la homosexualidad, la destrucción de la familia y el aborto en vez de ayudar a resolver los problemas de origen sexual que vive el adolescente. Este tipo de campañas solo produce más embarazos no deseados e incrementa el número de enfermedades sexualmente transmitidas.
 
     
- Algunas anotaciones al folleto titulado: "Los Derechos Sexuales de los y las Jóvenes"  
- Cartilla Nacional de Derechos Sexuales de las y los Jóvenes  
       
 
 
UNICEF CONTRA LA INFANCIA
UNICEF promueve a través de sus manuales una educación sexual explícita para los adolescentes y gradualmente anima a los niños a realizar una revolución sexual a través de su agenda de “sexo seguro”. Se le acusa también de alentar a los adolescentes a experimentar actividades sexuales promiscuas y abortos así como legalizar la prostitución para “proteger a las niñas del SIDA”.
UNICEF no se ha librado del secuestro del radicalismo de la ONU; podemos ver lo mucho que se ha alejado de sus ideales originales porque hoy en vez de apoyar el bienestar de la infancia, se empeña en pervertirla.

- Ver archivo: Unicef.pdf
 
     
- C-FAM´s UNICEF Report Documents Agency´s Radical Sexual Agenda  
       
 
 
SACRIFICAR EL BIEN COMÚN POR EL INTERÉS PARTICULAR
La protección de la familia es de interés público por ser una institución natural anterior al Estado y porque su salud determina la salud personal y social. Equiparar jurídicamente a la familia con las uniones homosexuales es pasar del interés publico que en razón del bien común, de la salud personal y social, demanda la protección legal de la familia, a una distorsión jurídica que pretende hacer del interés particular una institución pública, que lejos de contribuir al bien común, lo lesiona.  
     
- Las uniones homosexuales contra el órden natural  
       
 
 
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org