BOLETIN # 76
 
 
23/12/2003
 
LAS PALABRAS CLAVE DE LA NAVIDAD: HUMILDAD, SILENCIO, ESTUPOR Y ALEGRÍA
Humildad para que Dios pueda encontrar espacio en nuestro corazón. Silencio, para escuchar el canto de los Ángeles y el llanto del Niño, y que no los sofoque el estruendo y el caos. Contemplar el pesebre con íntimo estupor, disfrutando de la sencilla y pura alegría que ese Niño trae a la humanidad.  
     
- Juan Pablo II: Humildad, silencio, estupor y alegría ante la Navidad  
       
 
 
LA NAVIDAD ES LA LUZ QUE BRILLA EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS
La Navidad tiene un poder misterioso: es un imán que acerca los corazones, que reúne a las familias y despierta en nosotros la necesidad de celebrar la esperanza que rejuvenece, de felicitarnos mutuamente y de compartir nuestros mejores propósitos.
Celebramos la Navidad para proclamar que nuestra vida tiene un sentido y para dejarnos iluminar por su Luz.
 
     
- "El pueblo que caminaba en tinieblas, vio una gran luz"  
       
 
 
RECORDAR EL SENTIDO DE LA NAVIDAD
Los obispos españoles piden que nadie hurte el sentido cristiano de la Navidad.
Una fiesta de familia que nos presenta a Dios hecho Niño y en un niño no cabe el odio, la soberbia, el orgullo, la prepotencia sobre los demás. Un niño sólo inspira confianza, ternura y acogida.
Celebrar la Navidad es sentirnos hijos de Dios y hermanos de los demás, especialmente de los más próximos y más necesitados.
Nadie nos puede hurtar la Navidad. Ni los que pretenden omitirla, ni los que llegan a abusar de sus signos y valores con un mercantilismo despiadado. El encanto especial de la Navidad tiene un origen divino que prorrumpe en una jubilosa alegría y alabanza.
 
     
- Los obispos españoles piden que nadie “hurte el sentido cristiano de la Navidad”  
       
 
 
¿FELICES FIESTAS O FELIZ NAVIDAD?
Cada vez más “Santas”, renos, paisajes nevados, árboles y menos portales de Belén. Estos elementos no son malos. El problema llega cuando se quiere confundir su significado. Por ejemplo, la iluminación de las calles tiene un sentido religioso incuestionable (“en la Noche brillará una gran Luz”, la luz de Cristo), los regalos van asociados a la Epifanía o manifestación de Jesús al mundo (con la adoración de los Magos), las comidas en familia con su dimensión festiva son muy necesarias porque nos ayudan a reencontrarnos con personas que a lo mejor ni vemos el resto del año... Y podríamos referirnos a muchas otras imágenes navideñas.
Cuando estas fiestas solo nos invitan a consumir y si una persona cae en el consumismo descontrolado, vacío de sentido, es normal que, con el paso de los años, pierda la ilusión y la alegría de vivir la Navidad. ¿Felices fiestas?
 
     
- ¿Felices fiestas?: Menos fe, más consumo, tristeza y depresiones  
       
 
 
UNA FILOSOFÍA ANTI RELIGIOSA SECUESTRA LA NAVIDAD
Los cristianos luchan por liberar a la Navidad de la influencia secular y comercial que le ha robado su relevancia. Cuando se quita a Cristo de la Navidad solo queda un vacío consumista.  
     
- 'Anti-religious' fervour makes for a muted celebration  
       
 
 
 
 
 
Haz politica es una publicación que promueve la participación política del ciudadano y su intervención en los asuntos públicos que atañen a la familia con su acción, su opinión y su voto.
Derechos reservados www.hazpolitica.org -  Solo: comentarios@hazpolitica.org